Cimentaciones Superficiales

Son cimentaciones superficiales las estructuras de cimiento hechas a poco distancia de profundidad con respecto al nivel de superfice; las cimentaciones superficiales pueden ser zapatas, vigas de cimentación o placas de cimentación.

Se definen como cimentaciones superficiales, refiriéndonos a obras de construcción, al tipo de cimentaciones hechas a profundidad reducida en comparación al nivel de la superficie.
En general, las cimentaciones nunca se hacen al nivel original del terreno, ya que debido, a la durabilidad necesaria, debe alcanzar al menos las capas de suelo donde no se vea afectada por la variación estacional del contenido de agua. Por necesidad de estabilidad puede entonces necesitas incluso una mayor profundidad, estar depositada sobre una capa de suelo con mayor capacidad de carga.
Por lo tanto, cuando la profundización del nivel de colocación no es muy alta entonces se habla de cimentaciones superficiales.
En realidad no se habla de una profundidad exacta en la cual se denominan superficiales, o profundas o a partir de la cual se puede discriminar entre las cimentaciones superficiales y profundas, para ello se prefiere hacer una comparación con la menor medida de la fundación: se consideran cimentaciones superficiales aquellas cimentaciones cuyo nivel de terreno de colocación no es mayor de 4 veces el tamaño de las menor medida de las dimensiones de la base.
Este tipo de cimentaciones son, sin duda, el más ampliamente usado en el ámbito de la construcción. Las Fundaciones superficiales se dividen en tres tipos básicos: plintos o zapatas, vigas de cimentación, placas de base también llamadas placas de fundación o losas de cimentación.

Relacionados con Cimentaciones Superficiales