Defectos y grietas en los ladrillos de fachada

Los problemas en las casas por defectos en la construcción de fachadas en ladrillo, pueden ser numerosos, incluyendo la aparición de grietas, muchos de estos problemas son por defectos en la construcción.

La mayoría de las fachadas de ladrillo no son a prueba de agua. Los ladrillos y el mortero en especial las juntas son porosas como esponjas, en realidad están diseñados para permitir que la lluvia y el agua penetre entre ellas. En una pared de ladrillo construido adecuadamente se recoge el agua pero la conduce sin peligro fuera de la casa a través de los orificios de drenaje por encima de las puertas, las ventanas y en la parte inferior de las ventanas y paredes.

El uso de mano de obra no calificada y la presión para construir casas de ladrillos, lo más rápido posible se ha traducido en que muchas edificaciones tienen defectos de construcción, casi todas las casas tienen al menos una y, en ocasiones varias violaciones del código de construcción. Estos defectos hacen que las paredes exteriores de la casa absorban agua, y se pudra la madera anexa a la pared. En última instancia, el resultado es el crecimiento de moho nocivo e incluso tóxico.
Aunque en un principio no aparecen signos externos de problemas con el ladrillo, cuando una fachada en ladrillo es defectuosa, con el tiempo los primeros síntomas son la putrefacción y el moho en las paredes en el interior, esto suele problemático y costoso de reparar. Por desgracia, el problema de agrava y complica cuando los propietarios descubren que su seguro no cubre este tipo de daño por defectos de origen.

Grietas en forma de escalera en fachada de ladrillo

La aparición de ladrillos agrietados en toda la fachada son un indicador importante de defectos en la construcción. Los ladrillos agrietados son indicativos de movimiento de las fundaciones resultado en muchas ocasiones de diseño o construcción de una cimentación inadecuada.

Además, mucho constructores y albañiles no conocen ciertas características de los ladrillos, como la expansión térmica. El ladrillo aumenta de tamaño cuando se calienta por la exposición al sol. Durante la construcción, el constructor puede haber instalado incorrectamente juntas de expansión térmica o no tuvo en cuenta la exposición al sol significativa en una pared que mira hacia el oeste. Al carecer de esta junta para la expansión térmica del ladrillo, esta puede causar roturas y grietas importantes en los ladrillos.

Signos y Síntomas de ladrillos defectuosos de origen por construcción:

– Las grietas que forman una escalera paso a paso alrededor de las ventanas y puertas.
– Corrientes de aire en puertas o ventanas en toda la casa.
Ladrillos caídos o que se desprenden.
– Espacios alrededor de las puertas y ventanas, o ventanas desplazadas.
Desmoronamiento de mortero o de la chapa del ladrillo.

Relacionados con Defectos y grietas en los ladrillos de fachada