El asbesto en la construcción y la salud

El asbesto fue ampliamente usado durante algunas décadas como componente de de diferentes materiales de construcción, hoy su uso en los países desarrollados está prohibido.

El asbesto en la construcción, seguridad en su retiro y la salud, es uno de los materiales de construcción que más problemas de patología presenta.
El asbesto (también conocido como amianto) está formado por un grupo de seis fibras metamórficas minerales procedentes de silicato de magnesio hidratado.
Variedades pueden incluir crisólito – o amianto blanco,
Amosita de Sudáfrica y crocidolita – o asbesto azul, considerado como el más peligroso.
El contacto con las fibras de amianto por inhalación puede conducir a graves enfermedades, entre ellas asbestosis, cáncer de pulmón y mesotelioma, el simple contacto de la piel con la fibra causa normalmente fuertes alergias.
El asbesto se hizo popular en la segunda mitad del siglo 19 debido a sus cualidades como: resistencia al calor, la absorción de sonido y su resistencia a los daños químicos. Fue ampliamente utilizado en el cableado eléctrico de hornos y en edificios como aislante y retardante de fuego.
Casi todos los edificios construidos antes de 1985 pueden tener alguna cantidad en su construcción.
Su uso fue prohibido totalmente en USA desde 1999.

Identificar o reconocer el Asbesto
El amianto puede en muchos casos ser identificado rápidamente, pero en ocasiones, se dificulta porque esta mezclado con una variedad de materiales, la opción más segura es llamar a un profesional competente en asbesto o amianto con licencia, este asesor podrá examinar o tomar muestras y hacerlas analizar. No trate por su propia cuenta de extraer una muestra para el análisis, porque puede ser demasiado peligroso. Si se rompe un producto de amianto, puede ser fácilmente reconocido por su apariencia fibrosa, pero en general está integrado en diversos materiales.
Algunos de los usos más populares para el asbesto incluyen paneles de yeso, pastillas de freno, discos de embrague, los calentadores, las juntas, piso de baldosas de vinilo, protección contra incendios, aislamiento de tuberías térmicas y techos acústicos. También era común mezclarlo con el cemento, para cubiertas, los techos de cemento en algunos edificios antiguos fueron construidos con láminas de fibrocemento ondulado. El asbesto fue ampliamente utilizado en bajantes y canalones. Si un producto ha sido fabricado a partir de 1999 en USA (verificar la fecha de prohibición de uso en cada país), no contienen asbesto, por lo que no hay que hacer pruebas o análisis a dicho producto.
El asbesto también se utilizó para azulejos de asfalto, adhesivos para techos, tela asfáltica. En los lugares expuestos a altas temperaturas, lo más probable es encontrar algún sellador que lo contiene, tales como la masilla, cinta de asbesto, tubos adhesivos y otros materiales de remiendo.

Retirar el asbesto (amianto)
Para quitarlo hay que hacer uso de contratistas profesionales. Asegúrese de que el contratista está plenamente cualificado para hacer el trabajo, averigüe cuántos años ha estado en el negocio. Los contratistas ilegales pueden traer más problemas que soluciones, debido a la complejidad del amianto su manejo no es fácil, y generalmente los errores se pagan con la salud de quienes están de una u otra manera en contacto. El amianto está clasificado como un carcinógeno de la categoría N y cada mes se reportan numerosas muertes de contratistas por esta causa. Antes de contratar los trabajadores para retirar el asbesto, pida referencias y las debidas autorizaciones vigentes que certifiquen que estar cualificados para trabajar en la retirada de dicho material.
Reciclado del asbesto
El asbesto se puede reciclar mediante calor para convertirlo en un vidrio de silicato, que en esta forma es inofensivo. A temperaturas entre 1000 -1250 ° C, se forma una mezcla de fases de silicato y a temperaturas superiores a 1250 ° C se obtiene el vidrio de silicato. Otros procesos se utilizan para transformarlo en piezas de gres porcelánico, baldosas de monococción, ladrillos de pared y cerámica.
Productos pequeños con asbesto
Si desea retirar algo pequeño que contenga asbesto, deberá tomar medidas de seguridad, como guantes, tapabocas y ropa de protección, el material deberá depositarlo en una bolsa de plástico hermética y sellarla, dentro de este tipo de bolsas también deberá depositar los elementos de seguridad que haya utilizado como guantes, tapabocas, gafas o ropa, luego deberá averiguar donde debe depositar este tipo de materiales con seguridad.

Relacionados con El asbesto en la construcción y la salud