Hormigón preparado en sacos, lo básico

El hormigón para pequeños trabajos se puede comprar en sacos con la mezcla preparada de fabrica, a la cual solo hay que agregarle agua y mezclar, donde comprarlo, cuanto comprar.

Actualmente es muy fácil conseguir el hormigón preparado o premezclado en sacos, para hacer pequeñas reformas en casa.
Si se es un aficionado al bricolaje y hacer pequeños trabajos como la instalación de postes para cercas o buzones de correo es relativamente fácil. Saber cómo manejar el hormigón y qué tipo es el adecuado para el trabajo, ayuda a lograr los mejores resultados posibles.

Mezcla de hormigón lista


La fuerza, versatilidad y durabilidad del hormigón hace que sea un producto de construcción muy común. Hay muchos tipos de hormigón para elegir según las necesidades, y los aditivos, además de una amplia gama de colores. Los proyectos más grandes, como los senderos y vías de acceso deben ser hechos por manos de profesionales de la construcción.

Antes de comprar los materiales para hacer una mezcla de hormigón, tener en cuenta:

¿Cuál es la diferencia entre el hormigón y el cemento?
¿Qué tipos de hormigón premezclado hay disponibles?
¿Cuanto hormigón necesita para completar el proyecto?
¿Qué medidas puede tomar para garantizar la seguridad?

Hormigón y Cemento

El hormigón y el cemento son términos diferentes. El hormigón es una mezcla de arena, grava, agua y cemento. El cemento se refiere a la sustancia en polvo seco que al ser combinado con otros componentes forma varios tipos de hormigón. El componente de grava puede ser una roca triturada o agregado. La mezcla de estos ingredientes en la proporción adecuada es esencial para producir un hormigón duradero y de alta calidad del hormigón.

Hormigón premezclado o preparado de fabrica

A nivel de pequeños trabajos de albañilería también se encuentran los hormigones premezclados, que aunque no vienen en grandes camiones mixer a la obra, se pueden comprar la mezcla preparada seca, en pequeñas cantidades. Los hormigones premezclados vienen en especificaciones que están disponibles fácilmente en caso de no querer hacer su propia mezcla, son una manera simple y económica de producir el hormigón adecuado para cualquier trabajo. Todo lo que hay que hacer es agregar la cantidad necesaria de agua. Una vez que se sabe qué tipo de hormigón se necesita utilizar, hay que tomar las medidas de la zona a trabajar para asegurarse de tener suficiente hormigón para terminar el trabajo. Estas mezclas prehechas están disponibles en muchas de las tiendas dedicadas al bricolaje o suministro de materiales para la construcción, vienen empacados en pequeños formatos desde 3kg, para un óptimo resultado solo hay que seguir las instrucciones del fabricante.
Medidas de seguridad: Es importante seguir las instrucciones de seguridad indicadas por el fabricante de la mezcla de hormigón.

Relacionados con Hormigón preparado en sacos, lo básico