Instalación un pavimento de vinilo en suelos de hormigón

La instalación de un pavimento de vinilo sobre un suelo de hormigón, es un trabajo normalmente fácil y que con unos mínimos cuidados dará buenos resultados.

Como con la mayoría de los trabajos de bricolaje, la apariencia final del pavimento de baldosas de vinilo, en gran medida depende de la preparación, en este caso del subsuelo en el que las baldosas se instalarán.
Se debe empezar por retirar cualquier revestimiento existente en el suelo viejo, dañado o irregular, asegúrese de que la superficie esté firme, limpia, plana y lisa. Si usted tiene la intención de conservar las baldosas existentes, asegúrese de que estas están firmemente pegadas – en caso de duda, retirelas.
Limpiar: El subsuelo debe estar completamente libre de pintura, aceite, grasa, compuestos bituminosos y materiales con base disolvente.
Secar: En los pisos de hormigón que se desee instalar un pavimento vinílico o de PVC se debe incorporar una membrana a prueba de humedad. Recién construidos los pisos de hormigón se debe permitir que se seque por completo – el tiempo recomendado, con una ventilación adecuada, es de 1 día por mm (1 pulgada por mes) hasta 50 mm de espesor. Más tiempo se necesitará para espesores mayores. En los climas fríos y húmedos, se ralentizará el proceso de secado y por lo tanto requieren más tiempo de secado.
Nivelar: Después de que el suelo haya secado, usar un autonivelante compuesto adecuado para reparar las depresiones y desigualdades de la superficie de hormigón.
Pegar: Si un piso de cemento y mortero de arena se considera suficientemente nivelado y limpio, aplicar la imprimación adecuada (de lo contrario use un autonivelante compuesto adecuado) siguiendo las indicaciones del fabricante, es aconsejable usar el pegan de imprimación recomendado por el fabricante del pavimento vinílico o de PVC.

Otros:

  • suelos de vinilo para cemento

Relacionados con Instalación un pavimento de vinilo en suelos de hormigón